La hora actual es:

Translate

martes, enero 06, 2015

Reflexiones desde la resistencia - Roderick Navarro


Este año que ha pasado ha sido el más glorioso para Venezuela en 7 años desde el 2007. Ocurrió una ruptura con el sistema político decadente que en el 2015 tenemos que hacer irreversible. Depende de nuestra fuerza y de nuestra voluntad en la Resistencia iniciar un nuevo proceso histórico, el del renacimiento de nuestra civilización venezolana. 

Cuando escribí “Carta al venezolano libre” en esta misma fecha hace un año, lo hice con la certeza de que sería el año de la Libertad. En esta oportunidad escribo estas palabras con la certeza de que nuestro rol será distinto y crucial luego de expulsar al castrocomunismo de nuestro país, ya que un sistema tan débil como el que se encuentra hoy en el poder tiene como resultado desaparecer.

Recordemos que la cultura venezolana ha sido corrompida por una moral ajena a nuestra esencia. El vigente sistema político basa su concepción de la existencia en lo colectivo como reflejo de este problema. La idea del socialismo en cualquiera de sus formas, promotora del igualitarismo y del progresismo, induce a la creencia de una suerte, de un futuro previsto, construido, “formulable”. Suelen caer en esta trampa quienes no tienen un propósito propio en la vida, arrojándose a lo popular para llenar ese vacío. La Resistencia ha derrumbado este paradigma: para el hombre libre eso es esclavitud, porque no concibe la idea de no controlar su propia existencia. Quien hace de su propósito en la vida un proyecto ajeno, está condenado a ser esclavo de una voluntad externa a sí mismo. Un hombre libre es aquel que toma decisiones, lo entiende y sabe por qué lo hace.

Hemos conocido a profundidad al enemigo que resistimos y las distintas formas en que se manifiesta, porque lo hemos enfrentado en todos los niveles. Sabemos cómo derrotarlo porque no nos han dicho como, sino porque lo hemos venido haciendo. Por eso la MUD-PSUV le teme enérgicamente a la Resistencia. Le teme al cambio de raíz del sistema político. Sabemos cómo darle fin a lo que le hace daño a Venezuela: no se debe legitimar la ficción democrática que nos quieren hacer vivir.

Desde la Resistencia hemos asumido el rol de decir y demostrar lo que estos actores no quieren que ustedes vean: que los políticos de la MUD –sin excepciones- y los del PSUV y sus derivados, son de iguales valores y propósitos. Para ellos la Libertad es una concesión, porque no es posible su proyecto político y cultural con hombres que vivan a plenitud.

Como Resistencia, somos el muro de contención para la consolidación de ese proyecto que nos aniquila como civilización. La profundidad de nuestra lucha ha dado grandes pinceladas de cómo sería una Venezuela en Libertad: cualquier cosa que se proponga un hombre que habite esta tierra, puede ser posible sin verse forzado a salir de aquí.

Por no haber actores políticos opositores sino convividores, la desobediencia y el desconocimiento firme de los venezolanos ha dejado casi un centenar de presos políticos. Tenemos más de 40 asesinados por el régimen y no tenemos medios de comunicación masivos para exponer la realidad venezolana.

¿Esto quiere decir que estamos débiles? NO. Esto ha demostrado que estamos viviendo el pleno renacimiento del tejido político y cultural de Venezuela por obra de nuestras acciones, nuestro empeño y nuestra coherencia.

Todo lo que ocurrirá en Venezuela en las próximas semanas es una consecuencia natural de la ausencia de una clase política que contrarrestara el fortalecimiento del comunismo durante décadas. Luego de lo inevitable, nos queda reconstruir a Venezuela.

La solución no es electoral. La solución tiene que ver con la Resistencia, únete a la causa.

Libertad o nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tus comentarios, buenos o malos, siempre serán bien recibidos, mientras sean bien intencionados. Me reservo el derecho de suprimirlos cuando así lo crea necesario, bien sea por cuestiones legales, porque ofendan nuestro lenguaje o por simple sentido común.